Sueño, Ilusión y realidad

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Este capírulo trata sobre la realidad o no de los sueños, estudiando fenómenos como la telepatía del sueño, sueños compartidos, OBEs (experiencias extracopóreas), viajes astrales y percepciones extrasensoriales. 

Una vista crítica a todos estos fenómenos, en busca de respuestas sinceras y verídicas. Cuenta con numerosos ejemplos de experiencias explicadas, y cita resultados de interesantes experimentos de laboratorio.

 

 

 -“En los vastos comienzos de la cultura”,  Escribió Nietzsche (1844,1900)“El hombre cree que ha descubierto un segundo mundo real en los sueños, y aquí esta el origen de toda metafísica. Sin los sueños, la raza humana no tendría posibilidad de crear semejante punto de vista del mundo. La separación del cuerpo y la mente tiene que ver también con la interpretación de los sueños, asímismo la idea de las apariciones: de donde todos creemos en fantasmas, y por lo visto, también, en dioses.”     

 

-Me inclino a pensar como Nietzsche en los fantasmas, dioses, y la vida después de la muerte tienen que ver con el umbral de los sueños. Supongamos que la idea de cuerpo-mente deriva de las experiencias subjetivas del mundo de los sueños. Sea o no dotada la mente de un estado de realidad objetivo, depende del estado de realidad dada en el sueño.

 

Si hubiesen descubierto un Segundo mundo real en los sueños, “¿a que se referirían? ¿se referirían simplemente a que el mundo de los sueños es verificable solo subjetivamente? ¿esos sueños solo son reales mientras se viven? O quizás, ¿esos sueños existen real y objetivamente en algún tipo de plano paralelo donde todo existe como en el mundo físico?  

 

Solo hay unas pocas posibilidades de que intentemos considerar los sueños como reales, y de ser así, cuan real es el mundo de los sueños comparándolo con la realidad de que ahora estas leyendo este libro.  

 

Nos encontramos ahora con dos cuestiones: la primera es el grado en que una experiencia parece subjetivamente real(al menos mientras este ocurriendo). La otra cuestión es independiente de la primera; esta es el grado en que la experiencia parece objetivamente real en el sentido de que produce efectos en otras partes de la realidad. Nosotros decimos que algo real existe si puede producir un efecto (por pequeño que sea) en otro miembro de la misma clase de experiencia. Por ejemplo, imagina un objeto especialmente pequeño el cual es tan suave que no puedes tocar; y cubierto por una pintura invisible que no puedes ver, mas aun, transparente a cualquier tipo de luz, es también inodoro, no pesa, y no tiene ninguna otra cualidad por la que pueda ser captado. En resumen, parece que no hay manera en la que puedas interactuar con el. Así que, ¿Cómo sabes que existe? Solo sabemos que algo existe cuando puede interactuar con otras cosas que existen.

 

 Volvamos ahora a la cuestión realmente importante:

¿Cuan reales son los sueños? Diversos estudios (Cap.4), han mostrado sin ninguna duda que los sueños lucidos producen efectos reales en nuestro cuerpo y cerebro. Un punto para los sueños! No hay duda que los sueños son todo lo reales que pueden ser, de acuerdo con el punto de vista subjetivo del sueño. 

 

 Pero aunque hemos demostrado la realidad subjetiva de los sueños, no nos hemos encarado la gran pregunta: ¿existe alguna evidencia que nos de a entender que los sueños sean objetivamente reales? De hecho hay varios fenómenos enigmáticos que parecen apuntar que si lo son, en algunas circunstancias al menos, el mundo de los sueños puede ser parcialmente objetivo. Uno de estos enigmas es la extraña experiencia en la que la persona siente como si su persona de desdoblase de su cuerpo. Un interesante numero de personas encuestadas coinciden en lo que se llama “experiencia extracorpórea” al menos una vez en su vida. Todos los que  dicen haberla tenido están realmente convencidos de ello.

 

Otro fenómeno cuya existencia está ampliamente testada es la misteriosa percepción extra sensorial (ESP extra-sensory perception). Muchas anécdotas sostienen la ESP se mantienen en espacio y tiempo. Y es posible “percibir” de alguna manera eventos que están ocurriendo en otro lugar o que ni siquiera han ocurrido aun, el espacio y el tiempo parecen tomar otro significado cuando esto ocurre y la misma cosa parece subjetiva y objetiva al mismo tiempo.  

 

Anécdotas sobre “sueños mutuos” sostienen la posibilidad de que el mundo de los sueños pueda ser en determinados momentos tan objetivo como el mundo “real”. Esto es porque el primer criterio de “objetividad” es que una experiencia sea compartida por más de una persona, lo que es supuestamente real en un “sueño compartido”. En ese caso ¿Qué diferencia existe entre sueño y realidad?

 

Estos misteriosos fenómenos se quiebran ante la simplicidad del sentido común. En la mayoría de los casos encuestados, las experiencias extraterrestres (abducciones) ocurren mientras el sujeto duerme. También ocurre esto con las experiencias extra corporales (OBE out of body experiences) que tienden a ocurrir mientras estamos dormidos o como mínimo en la cama.

Dean Shiels, un antropólogo americano, estudio las (OBE) en 67 culturas distintas a lo ancho del mundo, y el factor común en este tipo de experiencias era el sueño para el 80% de estas.    

 

¿Que tiene esto que ver con los sueños lucidos? Yo propongo que en realidad las (OBE) son la variante de interpretar un sueño lucido; que los sueños telepáticos conformen la base de la explicación de ocasionales (OBE); y que los experimentos de laboratorio con “soñadores mutuos” prueben la realidad objetiva de de un mundo compartido en el sueño.  

 

Ocurre que también pueden ocurrir experiencias telepáticas durante la vigilia, como he mencionado, las encuestas indican que tales fenómenos suelen ocurrir como sueño pre-cognitivo. El siguiente es un asombroso ejemplo de este tipo de sueños. 

 

Hace algunos años cuando mi hijo, que ahora es un hombre con familia, era un niño tuve un sueño en la mañana. Estaba con mi hijo e íbamos de acampada con unos amigos. Estábamos en un descampado de la costa entre dos colinas, había árboles y nuestras tiendas estaban bajo ellos. Miré a mis alrededores y contemplé un bello paraje.

 

Decidí entonces asear a mi hijo, así que me dirigí hacia un pequeño arroyo, el agua era clara y había grava en el suelo, posé al niño. Me di cuenta que había olvidado el jabón y volví a la tienda. El niño estaba  al borde del arroyo tirando piedras al agua. Cogi el jabón y volví, cuando llegue mi hijo esta bocabajo en el agua, rápidamente le cogi pero ya estaba muerto. Entonces me desperté, llorando desesperado. Me alegre mucho al saber que estaba en la cama y que mi hijo estaba bien, días después olvide lo ocurrido. 

 

Durante el verano algunos amigos nos propusieron ir de acampada, llegamos a un lugar muy bonito y decidimos acampar en un lugar cerca del agua, era el mismo escenario que el de mi sueño, los árboles, las colinas, entonces fui a asearme con mi hijo y cuando llegue al arroyo me di cuenta que había olvidado el jabón y volví a la tienda, de repente el sueño que había tenido paso por mi cabeza como una película, me vi a mi mismo con la ropa y todo el escenario, fui corriendo cogi a mi hijo y volví a la playa. Una vez me hube recompuesto se lo conté a mis amigos, sencillamente se rieron y me dijeron que eran imaginaciones mías. La típica respuesta que se da cuando alguien no sabe que explicación dar. 

 

Anécdotas, aunque numerosas y dramáticas, no van mas allá de un sueño pre-cognitivo. Afortunadamente al menos media docena de científicos están probando la realidad de los sueños telepáticos.  

 

El más famoso experimento de todos es el llevado a cavo por el laboratorio de los sueños en el hospital de Maimonides en Brooklyn por el doctor Montague Ullman y Stanley Krippner a finales de los 60. Estas investigaciones monitorizaban a los durmientes. Durante los periodos que el sujeto estaba en la fase REM, otra persona en otra habitación observando una obra de arte trataba de transmitir telepáticamente la imagen de la pintura al soñador en la otra habitación, quien al despertar describía lo soñado. Acto seguido, los jueces eran capaces de describir que cuadro había soñado la persona con significativa exactitud.

 

Ultimos mensajes del foro

Artículos Sugeridos:

  • By Elfenixlúcido / 2011-01-12 05:00:00
    De la pesadilla al mejor sueño
    Read More
    De la pesadilla al mejor sueño
  • By marina-bzr / 2007-02-21 18:36:04
    EL FESTOLESO (fragmentos de Crónicas Nocturnas) Lina Bucher
    Read More
    EL FESTOLESO (fragmentos de Crónicas Nocturnas) Lina Bucher
  • By Mariana / 2014-11-28 23:53:20
    Nacrolepsia
    Read More
    Nacrolepsia
  • By Mariana / 2006-03-24 15:47:21
    Las mejores decisiones se toman "consultando con la almohada"
    Read More
    Las mejores decisiones se toman "consultando con la almohada"
  • By Mariana / 2014-11-28 19:42:53
    Aprender un idioma dormido… es más fácil
    Read More
    Aprender un idioma dormido… es más fácil
  • By Angel / 2007-11-15 14:50:26
    Tipos de Sueños
    Read More
    Tipos de Sueños
  • By GFM / 2007-11-23 00:59:33
    Como crear tu propia máscara para sueños lúcidos
    Read More
    Como crear tu propia máscara para sueños lúcidos
  • By onironauta / 2006-03-30 15:49:56
    Interpretación de sueños según Freud
    Read More
    Interpretación de sueños según Freud
load more / hold SHIFT key to load all load all